23 abr. 2016

A Rókatündér: la mitología japonesa revive en Hungría

Liza, the Fox-Fairy (2015) es una película húngara que hace un bello homenaje a la cultura japonesa.

Hay un bonito y sencillo manejo de los colores, con una fotografía destacable y una dirección admirable. Divertida, fresca e interesante, este film europeo nos muestra lo mejor de las producciones del continente; lo conocemos por ser un cine diferente, irreverente, arriesgado y siempre, siempre cercano a su historia.

Liza, the Fox-Fairy es una película para aquellos que disfrutan de los más pequeños detalles de una producción cinematográfica, y también para los que buscan diversión. Versátil y entretenida.

8,5


22 abr. 2016

9 Reinas, ejemplo de la capacidad de los argentinos para hacer comedia

Cuando los argentinos quieren hacer comedia, la hacen como nadie. 9 Reinas (Fabián Bielinsky) es una viva prueba de esto.

Aunque es una historia que nos resultará familiar, la película tiene un ritmo que no decae, que se sabe mantener y que no nos deja salirnos del asombro. Entre sorpresas se nos pasan las casi 2 horas que dura. Una cosa parece ser más increíble que la otra, hasta que llega el final y es la cúspide, una máxima, lo que menos se espera.

Una película sobre estafas y estafadores profesionales, con dos personajes principales: Marcos (Ricardo Darín) y Juan (Gastón Pauls); el primero, descarado y astuto, precavido pero ambicioso; el segundo aparenta ser un novato con sentimiento de culpa, desconfiado pero con gran talento para el «trabajo».

El lenguaje coloquial nos acerca a lo menos visible de una Argentina en desarrollo, la cámara lleva un ritmo armonioso y el reparto es ideal.

9 Reinas es otra película que hace admirable al cine argentino, por la búsqueda de la versatilidad a pesar del resto. Una película de hace 16 años, cuando el presupuesto no era lo que más destacaba, y no obstante no tiene nada que envidiar a una película de hoy, y sí quizá mucho que enseñar.

8,2★


21 abr. 2016

London Has Fallen: otra película propagandística más

London Has Fallen (2016) es otra de esas películas usadas para hacer propaganda negativa contra medio oriente, ya que -sorprensa- hay un grupo de terroristas queriendo matar a todo mundo. Y política, porque -sorpresa- Estados Unidos.

Como película de acción quizás pueda gustar a alguien, pero al analizarla (y no se necesita un análisis muy profundo, está a simple vista) es un film con un discurso súper nacionalista, donde otra vez solo brillan los Estados Unidos. Para mí, hay un mensaje claro de exterminio. «Si te metes conmigo, te vuelo en pedazos», tal como vemos en una escena con un ataque de un dron.

La empecé a ver mucho más allá de la mitad y sé que es una pésima, pésima película propagandista.

Lástima por Gerard Butler, Aaron Eckhart y el mismísimo Morgan Freeman.

Me reservo las ★ para esta.


14 abr. 2016

Venezuela y su menoscabado viaje a la era de los linchamientos

Nadie me creería si dijera que el mismo día que me encargaron un artículo sobre linchamientos, presencié uno… como si lo hubiese planeado.

Los linchamientos son ya populares en Venezuela, principalmente en las estaciones del metro de Caracas. Estos ocurren cuando alguien roba, es descubierto y los ciudadanos que forman parte de la escena toman la justicia literalmente por sus propias manos.

He visto muchos videos que la gente cuela en las redes sociales o youtube, pero hasta el viernes jamás había presenciado uno.

Al salir del trabajo tomé el metro con 3 compañeras. Cuando el tren se detuvo en la estación Altamira (mi destino de ese día), salí del vagón pero no me moví de ahí. Desde arriba las personas gritaban «páralo, páralo, acaba de robar, páralo». Por las escaleras vi a un hombre bajar a toda velocidad y a otro que le seguía igual de rápido. El aparente ladrón pasó delante de mí, con las manos dentro de su franela y una sonrisa traviesa, como quien se roba una galleta de la cocina y cree que nadie le ha visto.

11 abr. 2016

La -controversial- Dama de Oro

De la Segunda Guerra lo que más vemos en el cine son films sobre el Holocausto. Pero Woman in Gold (Simon Curtis, 2015) nos muestra otra cara: las luchas que se libraron muchos años después.

Cuando los nazis invadieron Austria y los judíos fueron enviados a campos de concentración, asesinados o desplazados, sus objetos de valor fueron confiscados. El Estado austriaco luego se hizo con muchas de estas cosas, entre ellas cientos de cuadros de famosos artistas, entre ellos el aclamado «Retrato de Adele Bloch-Bauer I», de Gustav Klimt.

La película gira en torno a la historia —real— de Maria Altmann, una mujer judía que huyó de Viena durante la guerra y 60 años después empieza una batalla legal contra el gobierno austriaco para que le sean devueltas las propiedades que los nazis confiscaron a su familia, entre los que se encuentran el retrato de la «Dama de Oro».

En el film vemos cómo los intereses pesan a veces más que las leyes, presenciamos las trabas que pretendieron interponer, la lucha de una mujer no solo en lo legal, sino con su pasado, sus fantasmas y viejas heridas que regresan. Aunque el film no tiene nada magnífico que la vaya a hacer trascender en la memoria del espectador, es una película entretenida, histórica y liviana. No ahonda mucho en detalles dolorosos, lo cual en algunos casos se agradece.

7,3★